Seleccionar página

El verano ya está aquí y es momento de hacer las maletas: bañador, sandalias, protector solar, aftersun… Hoy en nuestro blog queremos daros las pautas para que cuidéis de vuestra piel y vuestro cabello, y para que llegue septiembre y luzcamos un bonito bronceado (con salud) y un cabello sano e hidratado. ¡Toma nota!

Pasos para cuidar tu piel

El primer paso para cuidar tu piel del sol es escoger un fotoprotector adecuado para ti. Si no sabes qué factor de protección necesitas, en la farmacia podemos mirar tu piel y ayudarte a escoger el mejor. No obstante, a la hora de comprar un protector solar tienes que tener en cuenta que:

  • Necesitas un protector solar para la cara y otro para el cuerpo
  • No basta con aplicar por la mañana, sino que si estamos al sol tenemos que reaplicar cada dos horas; y si te bañas, también.
  • Debes evitar las horas centrales del día (de 12:00 a 16:00), que es cuando los rayos están más fuertes
  • Al terminar el día te recomendamos que apliques aftersun; tu piel lo agradecerá

Además, si tu piel es muy blanquita y sueles quemarte con facilidad, te recomendamos que pruebes la fotoprotección oral. Son cápsulas que te protegen del sol desde el interior, pero no es una alterantiva al tradicional protector solar, sino un complemento. Si tienes dudas, en Farmacia Hércules podemos contarte un poquito mejor sobre este tipo de fotoprotectores.

Pasos para cuidar tu cabello

Estamos muy concienciados con la necesidad de cuidar nuestra piel. Pero, ¿y qué hay del cabello? ¿Cómo podemos protegerlo para que no termine seco y deshidratado? ¡Sigue estos consejos!

  • Aplica un fotoprotector capilar: existen numerosos sprays para proteger el cabello del sol, fáciles de aplicar y con muy buenos resultados
  • Lava el cabello con cuidado: aunque en verano nos lavemos más el pelo (el cloro, el agua del mar, el sudor…) procura usar la cantidad de champú adecuada, y especialmente sobre el cuero cabelludo.
  • Usa mascarilla: aporta un plus de hidratación con una mascarilla adecuado a tu tipo de pelo. Suelen ser de uso semanal (o dos), y si no sabes cuál escoger, en la farmacia podemos ayudarte
  • Evita el secador: una vez te laves el pelo, retira el exceso de agua con una toalla y déjalo secar al aire. No uses secador, y si puedes evitarlo, tampoco las planchas; solo conseguirás que se seque más.

Son pautas sencillas, consejos del día a día que si somos constantes, harán que lleguemos a septiembre con un bonito color de piel y el cabello cuidado. ¡Anímate a seguir nuestros consejos!