Seleccionar página

Todavía estamos en invierno y todavía nos quedan unas cuantas semanas de frío. En esta época del año nuestra piel es una de las mayores perjudicadas, por eso desde Farmacia Hércules queremos darte unas pautas para que la protejas y la mantengas siempre hidratada y cuidada, y evites los síntomas más frecuentes, que son: sequedad, descamación, falta de brillo e incluso pequeñas heridas. ¡Sigue nuestros consejos!

1.Protege las zonas más expuestas

Las manos, la cara, el cuello y los labios son las partes del cuerpo que más expuestas están al frío exterior, y por tanto, las que más sufren. Te recomendamos que uses siempre cremas muy nutritivas e hidratantes.

En el caso de los labios, un mal hábito que repetimos es humedecerlos con saliva. En lugar de hidratarlos, lo que conseguimos es justamente lo contrario: resecarlos aún más. Si notas que a tus labios les falta un plus de hidratación, lo mejor es que optes por un protector labial hidratante.

2.Evita los cambios bruscos de temperatura

Estás en casa con la calefacción, y sales a la calle con una temperatura mucho más baja. Estos cambios de temperatura son muy perjudiciales, especialmente en casos de pieles sensibles, donde es habitual que salgan rojeces.

Una recomendación es procurar, en la medida de lo posible, que estos cambios sean tan repentinos. Por ejemplo, poner la calefacción en casa o en la oficina, pero a una temperatura que no sea excesivamente alta, para que el contraste no sea tan alto.

3.Protégete del sol

No solo el sol de verano es perjudicial para nuestra piel. También en invierno tenemos que usar protector solar de factor 15 o superior. Así que recuerda, antes de salir de casa por las mañanas, aplícate crema solar. Conseguiremos proteger nuestra piel del envejecimiento, de las manchas solares e incluso del cáncer de piel.

4.Y al llegar a casa, ducha calentita

¿Hay algo mejor que llegar a casa y pegarse una ducha calentita para entrar en calor? Tenemos que tener cuidado con la temperatura del agua, ya que un baño excesivamente caliente estropea nuestra piel. Los dermatólogos aconsejan duchas rápidas con agua tibia y con un jabón que respete el PH de nuestra piel.

Esperamos que nuestros consejos te sirvan, y no olvides cuidar y mimar tu piel, ¡también en invierno!